martes, 1 de julio de 2014

Viviendo Ágil


Una situación que atravesé hace un par de años me forzó a buscar maneras de incrementar mi productividad, no solamente en el plano laboral sino también en el plano personal y familiar; para poder superar los retos que se me presentaban. En ese momento encontré la respuesta en la aplicación de algunos principios ágiles a mi estilo de vida. Desde entonces y debido a los buenos resultados que obtuve, he seguido explorando este camino.

Aunque próximamente escribiré con más detalle sobre esta experiencia, quería compartir un par de recursos que encontré recientemente sobre este tema. El primero es un sitio con el que tropecé por accidente: PersonalAgility.net. Si bien la propuesta proviene de una empresa y quizá no tiene el mismo empuje o popularidad que su contraparte para desarrollo de software en equipos, creo que vale la pena mirar con atención este sitio. Para iniciar, echémosle un vistazo a mi precaria traducción al español del Manifiesto para la Agilidad Personal que proponen.

Manifiesto para la Agilidad Personal

Estamos descubriendo mejores maneras de vivir nuestras vidas al hacerlo y ayudar a otros también.
A través de este trabajo, hemos llegado a valorar:

Definir una visión para nuestra vida en vez de dejarle las cosas al destino.
Asociarnos con otros en vez de intentar hacerlo todo nosotros mismos.
Completar tareas en vez de desperdiciar nuestros días.
Mirar a lo interno en vez de culpar a los demás.

Esto es, mientras muchos viven a la derecha, nosotros hemos decidido vivir a la izquierda.

Ágil como estilo de vida

Si bien debo reconocer que esta no fue exactamente mi interpretación de cómo aplicar los principios ágiles al día a día, sí me pareció muy interesante y válida la propuesta de manifiesto de agilidad personal. Verdaderamente esta publicación es exploratoria ya que mi interés es conocer su opinión con respecto a la idea de adoptar ágil como un estilo de vida, previo a compartir mi experiencia personal al respecto.

Esencialismo

El segundo recurso que quiero compartirles lo encontré hace unas semanas. Se trata de un libro que no está directamente asociado a la comunidad ágil y que al menos hasta el momento, no he encontrado en él ninguna referencia al manifiesto ágil, el Scrum Alliance,  ni nada parecido. No obstante las ideas que propone se alinean perfectamente a los principios ágiles y me parece que podría ser considerado como otra manera de abordar el tema de la agilidad personal. 

Este libro se titula "Esencialismo: la disciplinada búsqueda de menos" del autor Greg McKeown y se puede encontrar (en inglés) en Amazon.com, en versión tradicional o para Kindle (por $9.99). La verdad es que me costó decidirme a comprar este libro ya que lucía como otro libro más de autoayuda (género que me disgusta) y la pura y llana verdad: lo es. No obstante, lo que he leído hasta el momento no me impide recomendarlo, todo lo contrario.

Para resumir, lo que me hizo decidirme a comprar este libro fue la siguiente imagen, la cual encontré al revisar los contenidos del mismo en Amazon:


Básicamente la idea detrás de la misma, es que muchos de nosotros durante nuestro día dividimos nuestro tiempo y energía en múltiples actividades, avanzando "un milímetro en un millar de direcciones". El autor dice que esta manera de hacer las cosas es lo que al final del día nos hace sentir que hicimos mucho y que no avanzamos nada. Adicionalmente compara esta sensación a la sensación de náusea que produce el desplazarse en barco. En contraste, McKeown propone que al invertir el mismo tiempo y energía pero en una sola dirección, se obtendrá un mayor progreso, momentum y por ende, realización personal. Creo que en este sentido, la imagen es reveladora (al menos para mí lo fue).

¿Vive usted de forma ágil?

Mi jornada en esta dirección comenzó con la siguiente pregunta: ¿Así como un equipo puede volverse hiper-productivo al aplicar los principios ágiles, podrá uno también alcanzar la hiper-productividad (personal) al incorporar de alguna manera los mismos principios al estilo de vida? Próximamente escribiré sobre mi experiencia al respecto, tal y como lo adelanté al inicio de esta publicación.

No obstante, me encantaría saber:
  • ¿Qué piensa usted al respecto? 
  • ¿Tiene sentido esta búsqueda o será quizá una pérdida de tiempo?
  • ¿Vive usted a la izquierda o a la derecha del Manifiesto de la Agilidad Personal?
  • ¿Avanza en su día un milímetro a la vez en un millar de direcciones?
  • ¿Siente al final del día que hizo mucho y no avanzó nada?
  • ¿Será que existe una mejor manera de vivir nuestras vidas?

Nota: tres pomodoros se utilizaron en la elaboración de esta publicación.







2 comentarios:

  1. Me encanta la idea!... Usualmente tendemos a hacer mil cosas a la vez y estoy segura que muchas de esas cosas no llegamos a completarlas, no porque no queramos sino porque no nos organizamos y el tiempo "no alcanza". Estoy segura de que quiero implementarlo en mi día a día...ya te comentaré sobre mis resultados.

    ResponderEliminar
  2. Me impactó la idea de enfocar la energía positivamente en algo que se necesite lograr y no desperdiciar esfuerzos en muchas cosas a la vez ya que al final pueden pasar años sin lograr un sólo objetivo/meta propuesta.

    ResponderEliminar